PHOTextos based on a true story

28 de abril de 2011

De-vuelta



Me hablan de sus cambios de humor, de sus vaivenes; de que es caprichoso, travieso, voluble y terco a la vez. Pero lo del egoísmo... por ahí no paso. Porque yo he visto como el mar, antes o después, lo regresa todo; no quiere nada para él.



Esta barca que fotografío, por ejemplo, la escupió hace más de tres semanas. Naufragó muy cerca de la costa con tres chavales dentro. Lo intentaban un día de mala mar para sortear a las patrullas. Los vecinos la han dejado así, como un ataúd, para darlos sepultura hasta que el mar termine de jugar al escondite con ellos... y los devuelva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada